La Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago se pronunció sobre un fallo de primera instancia de junio de 2017, en el cual el ministro en visita Mario Carroza había condenado a agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por el asesinato de Eulogio Fritz Monsalve, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), ocurrido en 1975.

En la resolución inicial, el ministro Carroza encausó a los ex agentes Miguel Krassnoff Martchenko y Basclay Zapata Reyes, en calidad de autores de delito, y a los ex agentes Teresa Osorio Navarro y José Fuentes Torres, como cómplices.

En el caso de Krassnoff, quien sumó diez años de condena a los más de seiscientos que acumula por temas de derechos humanos, el fallo actual establece que “el acusado queda condenado, en calidad de autor, por el delito consumado de homicidio simple de Eulogio Fritz Monsalve, a la pena de 10 años de presidio mayor en su grado mínimo”.

Los otros agentes de la DINA declarados culpables son José Fuentes Torres y Teresa Osorio Navarro, quienes fueron condenados a cuatro años de presidio por su participación en calidad de cómplices del homicidio.

En la sentencia se establece que Fritz, quien era conocido como el Duro Pablo, era militante del MIR, y añade que el 21 de febrero de 1975, cuando fue asesinado por la DINA, tenía treinta años. Según la reconstitución de hechos, Fritz se desplazó desde su casa en El Bosque hasta Estación Central para reunirse con otro militante. Un informante habría dado el dato al organismo de inteligencia para que lo interceptara. Al llegar al punto de encuentro, Fritz se percata de la presencia de lo agentes, por lo que comienza a correr y le llega un balazo que le ocasiona una herida, la que finalmente la causaría la muerte.