La Corte de Apelaciones de Santiago mantuvo a firme la sentencia de primera instancia que condena a conocidos represores por el secuestro y desaparición del contador Néstor Alfonso Gallardo Agüero, delito perpetrado en septiembre de 1974. Gallardo Agüero, al momento de ser secuestrado por la Agrupación Halcón de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) con sede en Villa Grimaldi, es herido a bala y trasladado en esa condición posteriormente a José Domingo Cañas y luego al recinto de 4 Álamos.

La Sexta Sala del tribunal de alzada confirmó la condena a cinco años de presidio a los principales responsables de este secuestro y encargados de los recintos por donde habría pasado el secuestrado: Miguel Krassnoff, jefe de la Agrupación Halcón, Ciro Torré, jefe de José Domingo Cañas, Orlando Manzo de Cuatro Álamos, y César Manríquez Bravo, jefe de Villa Grimaldi.

El ministro Mario Carroza determinó que “Néstor Alfonso Gallardo Agüero, ‘El Bolche’, 24 años, contador, dirigente regional de Temuco del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, fue detenido el 28 de septiembre de 1974 en la vía pública por civiles armados, pertenecientes a la agrupación Halcón, que en ese entonces dirigía el oficial Miguel Krassnoff Martchenko, y al ser aprehendido, recibió un disparo en uno de sus brazos”. Herido habría sido ingresado al centro clandestino de José Domingo Cañas y sometido a tortura, para luego ser trasladado a Cuatro Álamos en calidad de incomunicado.

La huella de Néstor Gallardo se pierde en los sitios de secuestro y tortura de la DINA, pero su nombre aparece a mediados de 1975 en una lista de militantes de izquierda muertos en Salta, Argentina, supuestamente abatidos en enfrentamientos con la gendarmería argentina. Este caso se inscribe en la denominada Operación Colombo, ideada para encubrir el secuestro y desaparición de 119 opositores a la dictadura ocurridos entre el 27 de mayo de 1974 y el 20 de febrero de 1975.