Familiares de José Orlando Flores Araya inauguraron una placa en su homenaje en el sitio de memoria de Villa Grimaldi. El joven, de tan solo 19 años de edad, era estudiante de la Escuela Industrial “4 Álamos” de Maipú  y militaba en el Partido Comunista.

El 23 de agosto de 1974 el alumno fue sacado de su escuela por una patrulla militar, en presencia de sus compañeros y las autoridades del establecimiento. En el Libro del curso 4ºaño “A” de 1974 quedó escrito en la hoja de vida del alumno José Orlando Flores Araya: “23 de agosto de 1974 el Teniente Haroldo Latorre retira al alumno para interrogarlo”. La nota la firmó el entonces director de la escuela.

Flores fue ingresado a la Escuela de Suboficiales del Ejército, siendo posteriormente entregado a elementos de la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA y trasladado a Villa Grimaldi. El 29 de agosto un prisionero sobreviviente recordó haber escuchado su voz diciendo su nombre al momento en que se pasaba lista a los prisioneros. Es la última noticia que se tiene del estudiante secundario industrial.

A más de cuarenta años de ocurrido el secuestro de José, su hermana Clara Flores, residente en Canadá, impulsó la instalación de la placa en un acto familiar, de gran emotividad. La placa fue descubierta por Clara y su hijo, al son de la canción “Para que nunca más” de Sol y Lluvia, simbolizando con ella el sentido de hacer memoria y establecer marcas con los nombres de quienes rindieron la vida enfrentando a una dictadura brutal.