La Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi inició la ejecución en Petorca del proyecto “Sitios de conciencia y territorios vulnerados: El derecho humano a vivir en un ambiente sano”,  que vincula a tres comunidades vulneradas en sus derechos con el sitio de memoria. La iniciativa implica trabajo en terreno en cada localidad para conocer su realidad y recoger historias de vida que brinden un rostro humano a los problemas ambientales que las afectan, buscando abrir un diálogo público que permita generar una reflexión crítica de lo que está sucediendo, así como reconocer el desafío y responsabilidad del conjunto de la sociedad para cambiar la situación.

Los resultados de la investigación se plasmarán en una exposición itinerante, además de talleres y otras actividades que puedan aportar en la construcción de la nueva Constitución, que consagre el vivir en un medio ambiente sano como un derecho y dote al país de una institucionalidad ambiental acorde a este objetivo.

La iniciativa considera trabajo también en Puchuncaví, zona de sacrificio por la contaminación industrial, y en Neltume, abordando la concepción de la tierra como sujeto de derecho desde las comunidades indígenas.

Equipo en terreno, de izquierda a derecha: Magalena Espejo, Javiera Rosselot, Fabián Pérez y Daniel Rebolledo.

Petorca: sus contrastes y enseñanzas respecto al agua

La ejecución del proyecto está cargo de un equipo multidisciplinario, encabezado por Daniel Rebolledo, coordinador del Área Museo de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, quien explica la elección de Petorca: “en esta localidad, hay personas que tienen graves restricciones de acceso al agua, incluso para beber, mientras, existen empresas agrícolas de monocultivos que mantienen enormes acumuladores de agua para riego, bajo el amparo de sus derechos de agua, un ‘bien nacional de uso público’, pero privatizado“.

Por su parte Magdalena Espejo, geógrafa e investigadora del proyecto, destaca el ejemplo que brinda la localidad respecto al uso y cuidado del agua. “Sus habitantes nos enseñan a darle un uso eficiente al recurso en un contexto injusto, en el que el agua para consumo humano no es un derecho ni está garantizado. Es interesante ver las distintas formas en las que la población se ha adaptado a esta situación, considerando que tarde o temprano la desertificación va a afectar a gran parte de Chile” asevera.

“Recorriendo el territorio se hace evidente que hay agua disponible en Petorca -advierte la antropóloga Javiera Rosselot, investigadora del proyecto-, el problema está en la distribución del recurso, en la falta de garantías para la población y en la falta de límites para el empresariado. Las localidades rurales deberían administrar el recurso de forma autónoma y según sus propias necesidades. Es fundamental que el derecho al agua sea reconocido, garantizado y una prioridad en el país“. A la fecha el equipo del proyecto ha sostenido diversas reuniones con autoridades y ciudadanos de Petorca, siendo la primera con el alcalde, Gustavo Valdenegro, la encargada de la Oficina de Asuntos Hídricos, Carolina Vilches y Carmen Seguel, encargada de la Oficina de Turismo. En esta instancia se presentó el trabajo y los esfuerzos que ha realizado el municipio. Asimismo, se abordó el trabajo que realiza la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, el proyecto de investigación, la itinerancia de la exposición y la posibilidad de vincular el trabajo y experiencia en gestión patrimonial de este sitio de memoria, en la creación de un futuro museo en Petorca.

El proyecto “Sitios de conciencia y territorios vulnerados: El derecho humano a vivir en un ambiente sano” es financiado por la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia.

Reunión con el alcalde de Petorca, Gustavo Valdenegro, la encargada de la Oficina de Asuntos Hídricos, Carolina Vilches y Carmen Seguel, encargada de la Oficina de Turismo.

Reunión con Álvaro Escobar, presidente de la Unión de APR cuenca Río Petorca
Entrevista a Luis Gilberto Tapia, activista por el derecho al agua, Chincolco.
Zoila Quiroz, agricultora de Petorca.