2015_07_29_familia_gallardo_int

Los crímenes de seis personas intentaron ser encubiertos a través de un montaje comunicacional, haciéndolos aparecer como fallecidas en un “enfrentamiento” en los cerros de Rinconada de Maipú.

Se trató de “ocultar los hechos efectivamente ocurridos -esto es, torturas y muertes de víctimas desvalidas”, para lograr la impunidad de los autores de los mismos, miembros de la DINA, señaló en el fallo el ministro Leopoldo Llanos.

El ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, dictó sentencia de primera instancia en contra de cinco miembros de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), como responsables de los homicidios calificados de seis integrantes de una familia, perpetrados en noviembre de 1975. Las muertes fueron objeto de un montaje comunicacional que las atribuyó a “un enfrentamiento” producido en los cerros de la Rinconada de Maipú.

En la resolución, el ministro Llanos condenó a penas de 20 años de presidio a Manuel Contreras Sepúlveda, Marcelo Moren Brito, Miguel Krassnoff Martchenko, Basclay Zapata Reyes y Rolf Wenderoth Pozo, como autores de los homicidios de Alberto Gallardo Pacheco, Catalina Gallardo Moreno, Mónica Pacheco Sánchez, Luis Ganga Torres, Manuel Reyes Garrido y Pedro Cortés Jeldres, ejecutados entre el 18 y 19 de noviembre de 1975.

La investigación logró acreditar que “Manuel Lautaro Reyes Garrido, militante del MIR, y Pedro Blas Cortés Jeldres, militante del Partido Comunista, fueron detenidos y trasladados hasta el centro de detención de Villa Grimaldi, donde fueron ejecutados”.

“El 18 de noviembre de 1975, se produjo un enfrentamiento en calle Bío Bío en el cual resultó muerto un militar y el militante del MIR Roberto Gallardo Moreno. En horas posteriores al hecho anterior, ese mismo día, fueron detenidos en sus domicilios todos los integrantes de la familia Gallardo y conducidos hasta el Cuartel de Investigaciones de calle General Mackenna donde fueron interrogados y torturados. En la madrugada del 19 de noviembre fueron liberados algunos de los miembros de la familia, a excepción de Alberto Recaredo Gallardo Pacheco, Catalina Ester Gallardo Moreno y Mónica del Carmen Pacheco Sánchez, quienes fueron puestos a disposición de la DINA y trasladados hasta el recinto de Villa Grimaldi”, consigna el fallo.

Alberto Rodríguez Gallardo, director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, hijo de Catalina Ester Gallardo Moreno, tenía seis meses en la época de los hechos y también fue llevado detenido al cuartel de la Policía de Investigaciones.

2015_07_29_familia_gallardo_int0

La nueva generación de la familia Gallardo, con Alberto Rodríguez Gallardo, quinto de izzquierda a derecha,
en un acto de homenaje a sus familiares en Rinconada de Maipú.

Testigos de Villa Grimaldi: Fue la peor de las noches

“En la madrugada del 19 de noviembre, fue detenida Ester Torres junto a tres de sus hijos, Renato, Mauricio y Francisco Javier Ganga, por agentes de la DINA que buscaban a su hijo mayor Luis Andrés Ganga y fueron llevados a Villa Grimaldi; después de ser torturados e interrogados se obtuvo el dato del paradero de Luis Andrés, quien fue aprehendido momentos más tarde y conducido a ese recinto, donde fue torturado”, agrega el dictamen.

“Testigos que se encontraban detenidos en Villa Grimaldi declaran que esa fue la peor de todas las noches, describen un gran movimiento de autos, escucharon a los agentes pidiendo agua y aceite caliente y gritos de lamento de los torturados. Al otro día se observó en el patio, tirados en el suelo, varios cadáveres y a dos mujeres, Catalina y Mónica, en muy malas condiciones físicas. Ese mismo día los cadáveres de Mónica Pacheco Sánchez, Catalina Gallardo Moreno, Alberto Gallardo Pacheco, Luis Andrés Gangas Torres, Pedro Blas Cortés Jeldres y Manuel Lautaro Reyes Garrido, fueron trasladados desde Villa Grimaldi, por personal de la DINA al mando del capitán de Ejército Germán Barriga Muñoz y del capitán de Carabineros Ricardo Lawrence Mires, hasta el recinto denominado Rinconada de Maipú, con la finalidad de aparentar un enfrentamiento entre estos detenidos y personal de la DINA”, precisa el ministro Llanos en su resolución.

La versión entregada por la dictadura

“En la tarde del 19 de noviembre un comunicado de prensa del Gobierno dio cuenta de “un enfrentamiento” en los cerros de la Rinconada de Maipú, en el que habrían muerto Alberto Recaredo Gallardo Pacheco, Catalina Ester Gallardo Moreno, Mónica del Carmen Pacheco Sánchez, Luís Andrés Ganga y otros dos hombres. El comunicado señalaba lo siguiente “…hoy 19 de noviembre, a las 12:00 horas en los cerros de Rinconada de Maipú, se registró un violento enfrentamiento a tiros de más de treinta minutos de duración entre las fuerzas de la DINA e Investigaciones y el grupo de extremistas que se parapetó fuertemente armado en ese cerro. Resultando muertos seis extremistas, huyendo uno de ellos. Al mismo tiempo fueron heridos dos funcionarios de los servicios de inteligencia y seguridad con diagnóstico, uno grave y el otro menos grave. ..Se ha podido arribar a las siguientes conclusiones, los extremistas muertos son Mónica Pacheco Sánchez alias Myriam, del MIR… casada con Roberto Gallardo Moreno alias Juan, del MIR, quien resultó muerto en el tiroteo registrado en la escuela N° 51 el lunes pasado. Catalina Gallardo Moreno del MIR…. Manuel Lautaro Reyes Garrido, perteneciente al MIR, Alberto Gallardo Pacheco perteneciente al MIR, Luis Andrés Gangas Torres alias Jaime o Lucho Cárcamo del MIR y Pedro Blas Cortés Jeldres del Partido Comunista, alias ‘Marcos’…”, detalla el texto judicial.

“En realidad, se realizó un “montaje” para impedir su descubrimiento, destinado a ocultar los hechos efectivamente ocurridos -esto es, torturas y muertes de víctimas desvalidas- y los efectos utilizados para la comisión de los mismos, existiendo, además, favorecimiento personal, por existir conocimiento de las circunstancias de los ilícitos, para lograr la impunidad de los autores de los mismos, miembros de la DINA”, concluye el ministro Leopoldo Llanos.

2015_07_29_familia_gallardo_int3